Boletines

Más de 50 mil personas visitaron el Pabellón de Lenguas Indígenas en la FIL Guadalajara

Es la primera vez que la Secretaría de Cultura lleva una instalación como esta al encuentro editorial.

Los visitantes reconocieron la importancia de los idiomas que se hablan en México

perezcsfdAl concluir la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, el Pabellón de Lenguas Indígenas Paisaje Lingüístico de México, que se instaló por primera vez en este encuentro cultural, reportó un balance positivo con una asistencia de más de 50 mil visitantes que conocieron, reconocieron y valoraron la diversidad lingüística y cultural del país.

Especial relevancia adquiere la instalación del Pabellón en la FIL de Guadalajara, considerada como uno de los eventos editoriales de más prestigio a nivel mundial, porque se pudo mostrar al mundo los 68 idiomas indígenas que se hablan en el país -31 se encuentran en riesgo de desaparición-, a través de diversas actividades interactivas, audios, música, talleres, entre otras.

Además, la diversidad lingüística que hay en el país hermana a México con la India, país invitado a la FIL, donde existen 22 idiomas y dos mil variantes lingüísticas.

Cabe precisar que la encuesta intercensal 2015 del INEGI reporta que uno de cada cinco mexicanos se reconoce como parte de un pueblo indígena, lo que corresponde al 21.5% del total de habitantes del país.

De acuerdo con estas cifras, seis de cada 100 mexicanos hablan alguna de las 68 lenguas indígenas nacionales, lo que significa que siete millones 382 mil 785 personas son hablantes de un idioma distinto al español. De esa población, 51.3% son mujeres y 48.7% son hombres.

Estos y más datos acerca de las lenguas, los pueblos y las comunidades indígenas pudieron conocer los visitantes de manera lúdica e interactiva al recorrer los ocho sitios que se dispusieron para tal fin: espacio contemplativo, mapa interactivo, sala de proyecciones, área de talleres, publicaciones, rocola, cabina de lengua de señas y sala de realidad aumentada.

Este lugar, multicultural y plurilingüe, instalado en 300 metros cuadrados, estuvo dividido en ocho áreas, contó con 68 tableros con igual número de agrupaciones o lenguas, en cada uno de ellos se encontraba una serie de creaciones literarias en cada idioma.

En esta fiesta del libro se obsequió una antología de nombre Paisaje Lingüístico de México con las traducciones al español de los contenidos de los 68 tableros. Esta es la primera vez en nuestra historia editorial donde se recopila un texto representativo de cada una de las lenguas que se hablan en México.

El Pabellón utilizó herramientas digitales para difundir las lenguas originarias especialmente entre el público infantil y juvenil, por ello, contó con un mapa interactivo con información de la ubicación histórica y datos poblacionales de las comunidades indígenas. Además, fue un espacio inclusivo donde hubo una descripción del Pabellón en braille, en el piso había guías para personas con discapacidad visual y contó con rampa para sillas de ruedas. (Boletín)