Noticias del Mundo

Irán podría enriquecer al 90% uranio, pero no busca la bomba atómica: Rohaní

IRANOnce Noticias.- El presidente iraní, Hasan Rohaní, aseguró este jueves que su país sería capaz de enriquecer uranio a una pureza del 90%, pero que no busca poseer la bomba atómica.

Esta declaración coincide con las negociaciones en Viena para rescatar el acuerdo nuclear de 2015.

Hoy también alcanzaríamos un 90% de enriquecimiento si quisiéramos. Sin embargo, estamos decididos a cumplir nuestra promesa. No estamos buscando una bomba nuclear", mencionó Hasan Rohaní.

Según el pacto de 2015, conocido como JCPOA por sus siglas en inglés, Irán tiene prohibido enriquecer uranio a más del 3.67%, aunque ese límite ya fue superado hasta llegar al 20% en enero pasado y ahora ha comenzado el proceso para alcanzar el 60%.

El 60% se aproxima al 90% necesario para desarrollar una bomba atómica, por lo que este paso ha sido condenado por Estados Unidos y Europa que han expresado su preocupación por una acción que consideran provocadora y grave.

Aludiendo a estas críticas, Rohaní subrayó que los europeos y estadounidenses no deben preocuparse y que, además, no están en posición de acusar a Irán de buscar armas nucleares.

Nuestras actividades nucleares son totalmente pacíficas, nosotros no estamos buscando la bomba atómica. Son ustedes quienes han estado buscando bombas nucleares desde el pasado, y cada año producen nuevas bombas", comentó Hasan Rohaní.

Además, el mandatario afirmó que si las otras partes del acuerdo nuclear vuelven a sus compromisos y Estados Unidos levanta sus sanciones, Irán cumplirá de inmediato sus obligaciones.

En base al JCPOA, nuestro enriquecimiento no superará el 3.67% y pararemos el 20% de enriquecimiento y el 60%, por lo que ustedes deben volver a sus compromisos y no preocupase por estas cosas", señaló Hasan Rohaní.

Rohaní también insistió en que Irán ha mostrado en la práctica que permanece leal a sus promesas al seguir siendo miembro del JCPOA, pero las otras partes del pacto no.

El JCPOA fue firmado por Irán y el llamado grupo 5+1, Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania, para limitar el programa atómico iraní a cambio del alivio de las sanciones estadounidenses.

Sin embargo, la administración estadounidense de Donald Trump retiró a su país del acuerdo en 2018 y volvió a imponer sanciones a Irán, que en represalia dejó de cumplir con la mayoría de sus obligaciones, como los límites al enriquecimiento de uranio.