Noticias de México

Hacienda, tras las cuentas de Ángel Aguirre; investigan a exgobernador por lavado

Excélsior.- Ciudad de México. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) solicitó a la Procuraduría General de la República (PGR) congelar cuatro cuentas bancarias de Ángel Aguirre Rivero, ex gobernador de Guerrero, por el presunto desvío de 287 millones de pesos del erario.

 

De acuerdo con fuentes del gabinete de seguridad del gobierno federal, la petición formal, hecha por la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP, ya está en poder de la PGR.

Las investigaciones apuntan al posible desvío de recursos detectado en las cuentas del erario, relacionado con lavado de dinero, en el que están involucradas 19 personas, entre familiares y socios del exmandatario.

Hasta ahora están detenidos Carlos Mateo Aguirre Rivero y Luis Ángel Aguirre Pérez, hermano y sobrino, respectivamente, del exgobernador, y Víctor Ignacio Hughes Alcocer, exsubsecretario de Finanzas y Administración del estado. En la denuncia presentada en enero pasado se establece que Hughes Alcocer era el principal operador financiero de Ángel Aguirre.

Hacienda solicitó a la PGR congelar cuentas de Aguirre

El Gabinete de Seguridad confirmó que la petición es parte de la indagatoria sobre desvío de recursos.
La Procuraduría General de la República (PGR) recibió la solicitud de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para congelar cuatro cuentas bancarias del exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero.

Fuentes del Gabinete de Seguridad del gobierno federal confirmaron que la petición forma parte de las investigaciones por el presunto desvío de recursos detectados en las cuentas del erario de la entidad, en la que están involucrados familiares y socios del exmandatario.

La solicitud del congelamiento de cuentas fue presentada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la SHCP, ante la sospecha de que el origen de los recursos está relacionado con el lavado de dinero, en la denuncia presenta en enero pasado.

En la petición están relacionadas cuatro cuentas bancaria, dos de Banamex, una de BBVA Bancomer y otra de Santander, todas a nombre de Aguirre Rivero.

De acuerdo con las investigaciones de la UIF, Ángel Aguirre realizó diferentes movimientos de depósito en esas cuentas con cheques de la empresa Comercializadora 2003, una de las investigadas en el desvío de recursos al erario de la entidad.

Las investigaciones fiscales revelan transacciones por diferentes montos y fechas, desde el año 2011, entre esa empresa y el político guerrerense. 

Como parte de estas indagatorias, en donde están involucradas 19 personas, hasta el momento se encuentran detenidos Carlos Mateo Aguirre Rivero y Luis Ángel Aguirre Pérez, hermano y sobrino del exgobernador guerrerense.

Otro detenido es Víctor Ignacio Hughes Alcocer, exsubsecretario de Finanzas y Administración de la entidad, en la gestión de Aguirre Rivero, quien por estos hechos renunció a su militancia en el Partido de la Revolución Democrática.

El exfuncionario guerrerense está señalado como el operador financiero en el desvío de los recursos de las cuentas del gobierno estatal a tres empresas, en donde sus hijos aparecían como socios o ejecutivos.

Por estos hechos está también detenido Henry Paul Hughes Alcocer, hermano del exsecretario de Finanzas, así como sus hijos Víctor Felipe, Paulo Ignacio, Mauricio Francisco, Alejandro Carlos y Jorge Eduardo Hughes Acosta.

Hasta el momento las investigaciones han detectado un posible desvío de recursos por 287 millones de pesos en contra de las finanzas de Guerrero.

Los detenidos recibieron el auto de formal prisión de parte del Juez Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales, en el Estado de México, por lo que permanecen en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 1, Altiplano.

En las investigaciones realizadas por la PGR, a partir de la denuncia de la UIF, se estableció que Víctor Ignacio Hughes Alcocer es señalado como el principal operador financiero en el trabajo de la triangulación ilegal de los recursos del gobierno de Guerrero, con empresas privadas, durante la gestión de Aguirre Rivero.

Una hipótesis de la investigación  establece que Hughes Alcocer, por su cargo en el gobierno estatal, podría ser la pieza clave para esclarecer el desvío de los 287 millones 12 mil 594 pesos.

La triangulación consistía en el depósito de recursos destinados para el pago de servicios y obras con otros entes públicos, hacia empresas en donde los involucrados eran familiares de Aguirre Rivero y Hughes,  quienes aparecen como representantes, apoderados legales o administradores.

Así los recursos para el pago a servicios de la Comisión Federal de Electricidad, Banobras o la Tesorería de la Federación, se depositaron en las empresas Constructora Travesa, Comercializadora 2003 y Comercializadora Topacio, entre enero de 2012 y septiembre de 2014.

Tags: shcp,

Noticias relacionadas