Noticias del Mundo

Enfrentamientos en protestas de Myanmar dejan al menos a 18 personas sin vida

Enfrentamientoa MyanmarOnce Noticias.- La policía de Myanmar disparó contra manifestantes en todo el país este domingo y al menos 18 personas murieron en la peor violencia desde el golpe militar del 1 de febrero, dijo Naciones Unidas, pidiendo a la comunidad internacional que actúe para detener la represión.

Multitudes de manifestantes fueron atacados en varias partes de la ciudad más grande de Yangon después de que las granadas paralizantes, los gases lacrimógenos y los disparos al aire no lograron disolver sus protestas.

En todo el país, manifestantes con cascos de trabajo de plástico y escudos improvisados, ​​se enfrentaron a policías y soldados con equipo de batalla, incluidos algunos de unidades notorias por duras represiones contra los grupos rebeldes étnicos en las regiones fronterizas de Myanmar.

"Inevitablemente se tomarán medidas severas contra los manifestantes desenfrenados", dijo la estatal Global New Light Of Myanmar. El ejército había mostrado previamente moderación, pero no podía ignorar a las "turbas anárquicas".

Varias personas heridas fueron llevadas en Yangon por otros manifestantes, dejando manchas de sangre en las aceras, mostraron imágenes de los medios. Un hombre murió después de llegar a un hospital con una bala en el pecho, dijo un médico que pidió no ser identificado.

La policía y las fuerzas militares se han enfrentado a manifestaciones pacíficas, utilizando fuerza letal y fuerza menos que letal que, según información creíble recibida por la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, ha dejado al menos 18 personas muertas y más de 30 heridas", señaló la ONU.

Myanmar ha estado sumida en el caos desde que el ejército tomó el poder y detuvo a la líder del gobierno electo Aung San Suu Kyi y a gran parte de los líderes de su partido el 1 de febrero, alegando fraude en las elecciones de noviembre que su partido ganó de manera aplastante.

El golpe, que detuvo los pasos tentativos hacia la democracia después de casi 50 años de gobierno militar, ha atraído a cientos de miles a las calles ya la condena de los países occidentales.

Entre al menos cinco muertos en Yangon se encontraba el ingeniero de redes de Internet Nyi Nyi Aung Htet Naing, dijeron los médicos. Un día antes había preguntado en Facebook cuántos cadáveres se necesitarían para que Naciones Unidas actuara.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, instó a sus miembros a hacer más.

El Secretario General insta a la comunidad internacional a unirse y enviar una señal clara a los militares de que deben respetar la voluntad del pueblo de Myanmar expresada en las elecciones y detener la represión", dijo el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric.

La maestra Tin New Yee murió después de que la policía se abalanzó para dispersar una protesta de maestros con granadas paralizantes, lo que hizo que la multitud huyera, dijeron su hija y una compañera maestra.

Afuera de una escuela de medicina de Yangon, médicos y estudiantes con batas blancas de laboratorio se dispersaron después de que la policía lanzara granadas paralizantes. Un grupo llamado Whitecoat Alliance de médicos dijo que más de 50 miembros del personal médico habían sido arrestados.

Tres personas murieron en Dawei en el sur, dijo el político Kyaw Min Htike a Reuters desde la ciudad. Dos murieron en la segunda ciudad de Mandalay, dijeron medios de Myanmar Now y un residente. El residente Sai Tun dijo a Reuters que una mujer recibió un disparo en la cabeza.

La policía y el portavoz del consejo militar gobernante no respondieron a las llamadas telefónicas en busca de comentarios.

La policía disolvió las protestas en otras ciudades, incluidas Lashio en el noreste, Myeik en el sur profundo y Hpa-An en el este, dijeron residentes y medios de comunicación.

Indignante

El líder de la junta, el general Min Aung Hlaing, dijo la semana pasada que las autoridades estaban usando una fuerza mínima. Sin embargo, al menos 21 manifestantes han muerto en la agitación.

El desafío al golpe ha surgido no solo en las calles, sino más ampliamente en la función pública, la administración municipal, el poder judicial, los sectores de educación y salud y los medios de comunicación.

Activistas de toda Asia realizaron protestas de apoyo, con el grito de guerra "Milk Tea Alliance", que unió por primera vez a activistas prodemocracia en Tailandia y Hong Kong.

La televisión estatal MRTV dijo que más de 470 personas fueron arrestadas el sábado. No estaba claro cuántos fueron detenidos este domingo.

Estamos desconsolados al ver la pérdida de tantas vidas en Myanmar", mencionó la embajada de Estados Unidos.

La Embajada de Canadá dijo que estaba consternada. Indonesia, que ha asumido un liderazgo diplomático dentro de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) sobre la crisis, expresó su profunda preocupación.

Si bien algunos países occidentales han impuesto sanciones limitadas, los generales tradicionalmente han hecho caso omiso de la presión diplomática. Prometieron celebrar nuevas elecciones, pero no fijaron una fecha.

El partido y los partidarios de Suu Kyi dijeron que se debe respetar el resultado de la votación de noviembre.

Suu Kyi, de 75 años, que pasó casi 15 años bajo arresto domiciliario, enfrenta cargos de importar ilegalmente seis radios walkie-talkie y de violar una ley de desastres naturales al violar los protocolos del coronavirus. La próxima audiencia en su caso es el lunes.